Las flores de nochebuena pueden poner en riesgo la salud de los niños, al generar efectos tóxicos si son comidas sus hojas o expuestas a la piel.

 

Así lo advirtió Jesús del Carmen Madrigal Anaya, médico adscrito del centro de información y atención toxicología del Hospital Juárez de México.

"Viene la época estacional donde vamos a tener nuestra nochebuena, que pudiera causar daños a los niños”, declaró.

El especialista explicó que es frecuente encontrar en consulta casos de niños que por curiosidad muerden o se exponen al contacto de piel de manos y cara, padecen vómito, diarrea, manifestaciones locales de piel con inflamación e irritación.