Hace un par de días se anunció la desaparición en Toluca de María Anayeli Toledano Romero, una joven de 23 años quien presuntamente estaba embarazada; sin embargo, el día de hoy se reveló que todo fue mentira.

 

Familiares declararon que el martes pasado trasladaron a la mujer al hospital Mónica Pretellini, ya que dijo tener síntomas de labor de parto, no obstante, fue rechazada por falta de documentación.

 

Posteriormente, aún en el hospital, María desapareció. Por ello, familiares inmediatamente acudieron con las autoridades y se inició la búsqueda.

 

El caso se difundió rápidamente en redes sociales para poder dar con su paradero.

 

Tras la búsqueda, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México informó el día de ayer que se había localizado a la desaparecida, se encontraba en la Ciudad de México, en la terminal de autobuses de Observatorio.

 

Luego de ser trasladada a Toluca, se le aplicaron exámenes médicos y fue cuestionada sobre lo sucedido. Al respecto dijo que fue víctima de una cesárea forzada y que le habían robado a su bebé.

 

Por su parte, peritos apuntaron que la fémina mentía, pues no presentaba signos de gestación y concluyeron que no había estado embarazada.

 

A través de un comunicado, la Fiscalía del Estado de México aseguró que las labores de investigación continuarán, a fin de determinar si la joven fue víctima de algún hecho delictivo.

 

Un detalle que ha llamado la atención es que al ser buscada en redes sociales, sus familiares modificaron la fotografía original y colocaron una selfie de María Anayeli Toledan, donde a pesar de que era ella, lucía con un aspecto totalmente distinto.