Río de Janeiro.- En un reñido combate el equipo femenil mexicano de esgrima de sable terminó en el séptimo sitio de los Juegos Olímpicos 2016, al ganar en su último combate 45-38 a Francia.
De esta manera, las mexicanas cumplieron con el parámetro establecido en el torneo, aunque se van con un mal sabor de boca al quedarse cerca de las “Semis”.
En el choque por el séptimo peldaño olímpico, Julieta Toledo marcó 20 toques en sus tres apariciones a la pista. Cinco ante Cecilia Berder, luego 10 ante Saouseen Boudiaf y cerró con otros cinco ante Manon Brunet.
En tanto, Úrsula González sumó 13 toques y Tania Arrayales registró 12 para quedar en el séptimo puesto general y concluir así su actuación en Río 2016.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...