Por ser su fiesta de quince años uno de sus más grandes sueños y anhelos y gracias al apoyo y organización de su mamá, Karina Calderón vivió ese gran momento acompañada por sus hermanos, familiares, amigos, seres queridos y sus chambelanes. 

Portando un lindo vestido en color melón, la quinceañera abrió pista con el tradicional vals, en el que mostró sus mejores pasos con temas como “Attention” de Charlie Puth y “Solo Dance” de Martin Jensen, seguido de una coreografía con canciones como “Mi gente”, “Mayor que yo”, “Aguanile” y “Limón y sal”. 

Posteriormente, la festejada y sus invitados disfrutaron de una rica comida, que tuvo como entrada crema de champiñones, seguido de pechuga de pollo al horno en salsa de arándano, sandía y Jamaica con guarnición de rollito de hoja de arroz relleno de flor de verduras mixtas y trilogía de purés como plato fuerte, así como  una rebanada de pastel como postre. 

La celebración continuó durante una tarde inolvidable para Karina. ¡Felicidades!.