Pequeños de todas las edades acompañados por sus padres llegaron muy emocionados para pasar una agradable tarde de brujas y divertirse con  todas las actividades creadas para ellos en La Casa de los Guris.

Hombres lobos, momias, calabazas, calaveras, vampiros y gatos fueron los disfraces idóneos que niñas y niños utilizaron para participar en el gran concurso, en el que los tres primeros lugares ganaron premios en efectivo.

Una gran ofrenda fue la atracción principal para que los asistentes se tomaran la foto del recuerdo, sin olvidar la isla aventura, el barco pirata, la tirolesa, entre otras amenidades, y para los que no llevaron disfraz,  un pintacaritas los personificó como macabras catrinas. 

Al finalizar, niños y niñas recibieron su tradicional calaverita llena de dulces.

Por: Alfredo Valdez

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...