Cuernavaca, MORELOS.- Gregorio Román Rabadán cumplió su sueño de festejar 100 años de vida al lado de sus diez hijos, nietos y bisnietos.

Ayer, sus hijos y familias se reunieron para celebrar sus 100 años, tal y como él lo había pedido, pero en esta ocasión quería a todos juntos.

Gregorio Román Rabadán nació el 17 de noviembre de 1919, en Cuetzala del Progreso, Guerrero. Allá conoció a Petra Clavijo, su compañera de vida con quien tuvo 10 hijos, siete mujeres y tres hombres.

Fue en 1963 cuando llegó a Morelos, se estableció en Cuernavaca, en la colonia Antonio Barona, colonia en la que habita una gran cantidad de personas oriundas de Guerrero.

Hace año y medio su esposa, con quien compartió poco más de siete décadas, murió. Actualmente le sobreviven sus diez hijos Reyna, Catalina, Josefa, Hortencia, Ubaldina, Angélica, Luz María, Leopoldo, Ricardo y Pedro, así como sus nietos, bisnietos y tataranietos.

Sus familiares cumplieron su deseo y organizaron un festejo en grande, tal y como lo pedía. Cada año celebraban un año más de vida, pero esta vez era especial porque Don Goyo celebró 100 años de vida y quería a toda su familia reunida. Además, pidió un grupo norteño que por más de dos horas tocó para él.

Sus hijos coincidieron en que su padre es un hombre alegre, trabajador y entregado a su familia. Desde muy joven trabajó, principalmente en el campo, un tiempo se fue a Estados Unidos, para tener más recursos y mantener a su familia.

Le gustaba el campo y los caballo, creen que mantenerse activo le ha ayudado a tener una vida longeva.

Don Gregorio Román Rabadán cumplió su anhelo, celebrar sus 100 años de vida al lado de toda su familia con un grupo norteño
En grande. Gregorio cumplió su sueño de festejar sus 100 años con toda su familia junta.

Foto: Marcela García / Diario de Morelos

Un centenario
Gregorio Román Rabadán nació el 17 de noviembre de 1919, en Cuetzala del Progreso, Guerrero.

Una vida
En 1963 Don Gregorio llegó a vivir a la colonia Antonio Barona, en Cuernavaca, donde se estableció con su esposa y tuvo 10 hijos, que lo festejaron.logra su sueño: festejar 100 años

Por: Marcela  García / marcela.garcia@diariodemorelos.com