compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Hace 8 años partió uno de los más grandes periodistas de México, Don Federico Bracamontes Gálvez. Su excelente visión emprendedora lo llevó a crear exitosos medios de comunicación gráficos y electrónicos como Diario de México, Diario de Morelos, Diario de México Edición USA, La 99 y La Comadre.
Don Federico, llamado “El Caballero del Periodismo” debido a su sencilla pero elegante forma de ejercer la profesión, falleció un 7 de junio de 2008, Día de la Libertad de Expresión, dejando un consolidado grupo de medios de comunicación a escala internacional.
No sólo fundó un exitoso imperio de comunicación, sino que también fue forjador de cientos de periodistas y comunicadores que han tenido una destacada trayectoria en el país.
En la década de los 40, Don Federico fundó Diario de México, participando en la lucha por la libertad de expresión durante el gobierno de Miguel Alemán Valdés; logró junto con otros editores de periódicos de México la dotación puntual de papel, que por ese entonces les era negado a los medios gráficos que no se disciplinaban al gobierno.
Posteriormente, en 1978, sobre la avenida Morelos Sur, en Cuernavaca,  fundó Diario de Morelos, durante el gobierno de José López Portillo; siendo gobernador del estado en ese entonces Armando León Bejarano.
Es de mencionar que en la administración de Gustavo Díaz Ordaz, Don Federico Bracamontes sufrió los embates de ese gobierno, lo cual tuvo que resistir, para más tarde lograr la fundación del Diario de Nezahualcóyotl, La Verdad de Los Ángeles, Novedades de Tabasco -por adquisición- y Diario de México en Estados Unidos para más de 200 poblaciones en torno a Nueva York.
También creó las estaciones de radio La 99 (antes MIX 99.1) en Cuernavaca (1992) y La Comadre 101.7 (1994) en Cuautla.
Su calidad y calidez como ser humano han sido motivo de inspiración para columnistas y escritores; por ejemplo, Efraín Pachecho Cedillo, quien escribió sobre Don Federico: “Hombre culto, experimentado periodista, que caminó por el filo de la navaja durante el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz, como los buenos comunicadores; no bajó la guardia y navegó con la moderación que manda la inteligencia para salvar la vida, hasta que las cosas cambiaron”.
“Afortunadamente, como nos comentó algún día de aquellos años difíciles, en México no hay mal que dure más de ‘seis’ años”.
Don Federico advirtió la necesidad de que otras ciudades del país tuvieran su propio diario. Si el Distrito Federal tenía su Diario de México, ¿por qué no podían tener su periódico en Morelos?
Tras  convocar a su primer equipo de redacción, que recibió capacitación de otros grandes periodistas, como don Daniel Cadena Zetina, Armando Rojas Arévalo, y sobre todo, de Rafael Lizardi, el famoso “Coyote”, se demostró el interés de don Federico por tener una planta profesional de reporteros para incursar en otro gran proyecto.
De esta suerte, el Diario de Morelos se convirtió en una escuela práctica de periodismo, de la cual se han nutrido otras editoras locales.
Además, don Federico Bracamontes sembró históricamente el Día del Abogado, con galardones y reconocimientos para los juristas  destacados del país; así como el reconocimiento para los mejores estudiantes de México, con becas compartidas con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), y el premio estatal Diario de Morelos, otorgado a personajes de la entidad, del país y del mundo.

Aportación. Don Federico Bracamontes sembró históricamente el Día del Abogado, con galardones y reconocimientos para los juristas más destacados del país.

Por: Ddm Staff /  [email protected]