compartir en:

Louisville.- Miles de personas salieron a las calles para despedir al ex boxeador Muhammad Ali, fallecido el pasado viernes y que ayer fue incinerado en su natal Louisville, Kentucky.
Con más de una hora de retraso comenzó la procesión del considerado más grande boxeador de todos los tiempos por las calles de Louisville, ciudad donde descansará eternamente la leyenda y tres veces campeón mundial de peso completo. 

Por: DDM STAFF