CUERNAVACA, MORELOS.- Igual que los panteones emblemáticos de Cuernavaca, el de Chamilpa también está listo para la llegada de visitantes en Día de Muertos.
Durante un recorrido llevado a cabo en el extenso lugar, se pudo apreciar tanto familias, como trabajadores, llevando a cabo labor de limpieza y reparación de tumbas.
Con el paso del tiempo, estas últimas están cuarteadas o despintadas, y sus jardines crecidos por la temporada de lluvia.
Debido a lo anterior familiares de los difuntos acuden a la tumba de sus seres queridos días antes para limpiarla, pintarla, podarla y adornarla, y que el 1 y 2 de noviembre estén en óptimas condiciones para que la gente pueda pasar un buen rato al lado de sus difuntos.
En entrevista con una familia que se encontraba arreglando una tumba, comentó que en el caso del panteón de Chamilpa, antes de iniciar la celebración, se ofrece una misa en la pequeña capilla ubicada al interior del panteón, en honor a los niños el 1 de noviembre y para los adultos el 2 de noviembre.

’Manita de gato’. Con antelación, esta familia aprovecha para embellecer la tumba de su ser querido en Chamilpa.

Por: MAYA OCAMPO
[email protected]