Vistiendo cómodas y casuales prendas y de la mano de sus esposas, hijos y nietos, padres de familia celebraron su día en Kookaburra. 
Con lindos obsequios como camisas, relojes, perfumes, joyería y muestras de amor, los papis fueron festejados por sus seres queridos, quienes a diario los hacen sentir amados y sobre todo, agradecidos por cada enseñanza, aprendizaje y los gratos momentos vividos a su lado. 
Los asistentes brindaron con vino, champagne y cocteles por los hombres de la casa, quienes fueron consentidos con una rica comida a la carta y apapachados en este especial día.

Por: Mariana García

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...