compartir en:

Eduardo Martins, presuntamente originario de Sao Paulo, Brasil, de 32 años, cuenta con más 127,000 seguidores en Instagram, y se dio a conocer por ser un “fotógrafo de las Naciones Unidas”.

"Una vez, durante un tiroteo en Irak, dejé de fotografiar para ayudar a un niño que había sido golpeado por una bomba molotov y lo saqué de la zona de fuego. Dejé de ser un fotógrafo y fui un ser humano", dijo en una entrevista para la revista Recount en octubre de 2016.

Este testimonio estaba ilustrado por imágenes del conflicto en Gaza, Siria e Irak, mismas que fueron publicadas en su Instagram.

Para apoyar la autenticidad de sus fotos e historias, este hombre realizaba referencias a publicaciones suyas en la prensa y mencionaba que era parte de la ONU.

 

Sospechas:

  • En junio de este año, Martins se contactó con BBC Brasil para ofrecer sus historias y fotografías de forma gratuita.
  • Se negaba a hablar por teléfono, poniendo el pretexto de que estaba en el frente de batalla de Mosul, Irak.
  • Enviaba mensajes de voz por Whatsapp, siempre archivos, nada grabado al instante.

 

Las sospechas sobre que su trabajo era un engaño vino después de que se acercó a la periodista de BBC Brasil, Natasha Ribeiro, quien vive en el medio oriente. Ella desconfiaba de su discurso y las preguntas fueron aumentando cuando, periodistas brasileños dijeron que no era nada conocido allí.

Nunca nadie lo había visto en Irak o Siria.

La fundadora de un refugio de niños con VIH en Kenia, dijo que ningún hombres brasileño había estado en sus instalaciones, ya que Eduardo compartió una foto en donde se le veía muy alegre y sonriente rodeado de niños de dicho refugio.

¿De dónde tomo las imágenes “Eduardo Martins”?

Para suerte de los investigadores de este caso, las imágenes no pudieron ser rastreadas a través de los motores de búsqueda de imágenes, ya que Martins realizo muchas ediciones a ellas.

BBC Brasil contacto al fotógrafo Daniel C. Britt, pues se tenía la sospecha que algunas de las fotografías le pertenecían.

"Esto es lo que sé: Eduardo Martins ha robado imágenes de varios sitios, incluido el mío, y las ha revendido a la agencia Getty Images y a Zuma Press" comento Britt.

Para ocultar su robo, Eduardo invertía el plano horizontal de las imágenes, razón por la cual las personas no se daban cuenta de su plagio.

La agencia Getty Images comento en un comunicado hecho para BBC Brasil que Eduardo Martins "ha sido identificado como un colaborador y proveedor de contenido de uno de nuestros socios que ya estaba notificados de esta violación".

"A medida que trabajamos junto con todos nuestros departamentos internos para aclarar con urgencia este tema, vamos a eliminar todo el material involucrado", añadió.

Zuma Press escribió a BBC Brasil y dijo que recibió las fotos con crédito de Eduardo Martins de otra "respetada" agencia, NurPhoto.

"Vamos a eliminar las imágenes en cuestión con el crédito de 'Eduardo Martins' y pediremos a nuestros organismos asociados hacer lo mismo", indicó Zuma Press.

NurPhoto no respondió a la solicitud de comentarios, y no hubo posibilidad de obtener una respuesta de la revista Recount de manera inmediata.

A finales de agosto, Fernando Costa Netto inadvertidamente alertó a Eduardo Martins, a través de WhatsApp, que había una sospecha de que cometió falsificaciones.

Inmediatamente después, el presunto fotógrafo eliminó su cuenta de Instagram y anunció, por un número que ya no aparece en WhatsApp, que desaparecería.

"Estoy en Australia. Tomé la decisión de pasar un año en una furgoneta rodando por el mundo. Voy a cortar todo, incluyendo internet, tb (también) eliminar el IG (Instagram). Quiero estar solo. Hablaremos qd (cuando) vuelva. Abrazos".