En Argentina una niña de cinco años perdió la vida a causa de una infección respiratoria, y su madre escondió su cuerpo en una de madera, que cubrió con cemento y usó como mesa de noche por casi tres meses.  

La mujer identificada como Vanesa “N” de 27 año de edad confesó la muerte de su hija en casa, el padre de la mejor fue quien presentó la denuncia y fue así como autoridades acudieron al lugar para hacer un allanamiento de rutina, oficiales de la Delegación de Investigación encontraron el cadáver de la pequeña.

De acuerdo con la información de las autoridades, la niña falleció a causa de infección respiratoria, pero la madre de la menor no informó a las autoridades sobre su muerte y decidió ocultar su cuerpo en una caja de madera, para luego llenarla de cemento y usarla como mesa de noche.

“Usó la caja con el cuerpo dentro como mesita de noche en su dormitorio”, dijo un investigador.

Mencionaron que la madre de la pequeña hizo creer a sus familiares que su hija se encontraba con su padre, algunos vecinos relataron a la prensa que Vanessa “N” había hecho varias fiestas donde yacía el cuerpo de su hija.

“La última vez que vieron a la nena fue el 30 de julio, en el cumpleaños de uno de sus hermanitos. Vanesa le dijo a su familia que Milagros no estaba en su casa porque había dio con el padre. Una mentira que destapó una maniobra espantosa”, relató una vecina.

La verdad salió a la luz, luego del que el padre de la menor denunciara a Vanesa “N” por no permitirle ver a su hija, así que se abrió una carpeta de investigación por la insistencia de los familiares que no sabían el paradero de Milagros.

La mujer confesó que ocultó la muerte de su hija por miedo a que le quitara a sus otros dos hijos, fue detenida por el delito de homicidio culposo. Luego de realizar la autopsia las autoridades dieron a conocer que la muerte de Milagros, fue por una infección respiratoria y sus otros dos hijos han quedado bajo la custodia de su abuela materna.

“Dijo que todo pasó luego de bañar a sus hijos. Se fue a dormir una siesta y al despertar fie a ver a la niña y ya había fallecido. Dijo que tenía mocos en la nariz y baba en la boca. Era una nena que nació prematura, que padecía múltiples enfermedades preexistentes y tenía una traqueotomía y una sonda nasogástrica”, explicó uno de los investigadores.

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado