compartir en:

Comprometido con las artes y la naturaleza, el cineasta mexicano Eugenio Polgovsky falleció el pasado fin de semana en Londres, Inglaterra, donde desde hace dos años fue invitado a impartir cátedra sobre arte en el Trinity College, de Cambridge.

De acuerdo con información difundida por el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), el trabajo de Polgovsky muestra su preocupación por temas sociales del país, como la pobreza en el campo, el trabajo infantil y el cuidado al medio ambiente.

Su producción más reciente es "Resurrección", que estrenó en festivales de Francia y México como Ambulante e Internacional de Cine de Morelia y también Guanajuato, donde dijo en ese momento a Notimex que intentaba encontrar la respuesta de qué está sucediendo con el medio ambiente.

Y es que al concebir al cine como una herramienta muy útil de conexión y reflexión con el público, el cineasta buscó crear conciencia sobre lo terrible de la contaminación de la legendaria cascada de El Saltó de Juanacatlán, en Jalisco, que por algún tiempo fue conocida como "El Niágara mexicano".

"Queremos contar una bella historia sobre "El Niágara mexicano", el salto de Juan Acatlán, pero en el camino vemos varias cosas cómo el hecho de que lo han contaminado demasiado y que han sido muy irresponsables.

"Mi propuesta es una búsqueda positiva sobre la construcción de un respeto al medio ambiente", expuso el también director de "Trópico de Cáncer", su ópera prima que le valiera un Premio Ariel.

Otros de sus trabajos son "Los herederos", con el que obtuvo dos premios Ariel: Mejor Largometraje Documental y Edición; "Salto de vida", que lo hizo acreedor al Ariel a Mejor cortometraje documental, y "Mitote".

Además de la dirección, Polgovsky se desempeñó como fotógrafo, editor, actor y productor.

Apenas hace algunas semanas publicó su satisfacción por el trabajo que realizó para celebrar los 40 años de la presencia femenina en el Trinity College, de Cambridge.