compartir en:

Una pequeña de dos años murió asfixiada por un descuido de su abuelito, luego de que la dejara durmiendo en el interior de su auto, bajo el sol y con las ventanas cerradas, por lo que al darse cuenta que no reaccionaba el señor llevó a la nena al Hospital del Niño Morelense en donde confimaron su muerte.

Foto ilustrativa