La falla detectada en el software Adobe Flash permite la instalación de un malware llamado FinSpy que, informa Kaspersky, es usado principalmente por gobiernos o agencias de seguridad para espiar telecomunicaciones. 

Adobe Flash, software que algunos navegadores y sitios web solicitan para mostrar contenido animado o videos, causa problemas, uno de ellos hace  vulnerables a los usuarios a ataques de hackers.

Kaspersky, firma de ciberseguridad, alertó del llamado FinSpy o FinFisher usado por el grupo BlackOasis, que infecta computadoras para permitir conectar a servidores en Suiza, Bulgaria y Países Bajos.

Kaspersky señaló que BlackOasis apunta al espionaje de políticos del Medio Oriente, oficiales de las Naciones Unidas relacionados con asuntos de la región, blogueros de oposición, activistas y periodistas. La agencia Reuters, informa que las víctimas se encuentran principalmente en países como Rusia, Irak, Afganistán, Reino Unido, Irán y partes de África.

FinSpy es un malware comercial que se vende generalmente a gobiernos o agencias de seguridad para que puedan espiar las telecomunicaciones de una persona en particular, aseguró Kaspersky.

El malware utiliza Flash para instalarse en las computadoras a través de Google Chrome o Microsoft Edge, navegadores de Internet. Una vez que un equipo es contaminado, toma control de éste y de la información.

Adobe lanzó un parche de seguridad para solucionar el problema, si eres de los que aún usa Flash, es necesario que descargues la actualización para estar protegido.

Para finales de 2020 dejará de funcionar el Flash que alguna vez fue criticado por Steve Jobs y el cual ha sido reemplazado, gradualmente, por HTML5.