Facebook se encuentra en investigación en el congreso de los Estados Unidos, ya que si se demuestra que Rusia “hackeo” las elecciones de ese país, la red social de Mark Zuckerberg va a perder mucho.

El equipo de ventas de Facebook trata de demostrar al mundo de la publicidad que pueden vender lo que sea y el equipo de seguridad quiere convencer al congreso de EU que no tiene tanta influencia como para haber volcado la elección del 2016, la cual gano Donald Trump.

Facebook es una plataforma capaz de analizarnos, agruparnos, segmentarnos y vender pequeños grupos de audiencia pero ¿Es una herramienta capaz de dar vuelta a una elección? El problema es que no se trata de una elección en general, se trata de una por colegio  electoral y con distritos cerrados como es en Estados Unidos.