compartir en:

Se hacían pasar por miembros de un grupo delictivo colombiano, para amedrentar y recibir el dinero de la víctima

Por extorsionar a su propia madre, una mujer y su pareja fueron detenidos ayer en el poblado de Tetelcingo por agentes de la Policía de Investigación Criminal (PIC) de la zona Oriente, al momento de que cobraban el dinero exigido.
 
La víctima, quien se presentó a las instalaciones de la Fiscalía Regional Oriente denunció que de tiempo atrás, de manera constante, llegaban mensajes de texto a su teléfono móvil de un supuesto grupo delictivo de colombianos que le exigían dinero a cambio de no causarle daño a su familia.

La hija, Marla Miranda “N”, fue la encargada de hacer las entregas de dinero en distintas ocasiones, por montos de dos mil 500, nueve mil 100 y siete mil 500 pesos.

A manera de justificación, Marla Miranda dijo a su madre que el supuesto grupo delictivo le hizo saber que así cobraba deudas de su hermano adicto, al que le vendían droga.

Sin embargo, en el último mensaje recibido en su aparato celular, los presuntos extorsionadores escribieron a la víctima    que habían privado de la libertad a Marla Miranda, por lo cual le exigieron 140 mil pesos para regresarla con vida. 

Pero una vez que la PIC Oriente tuvo intervención, se conoció la posible participación de la hija en los hechos, y montó un operativo en el fraccionamiento Tezahuapan de Tetelcingo, donde fue detenida Marla Miranda y su pareja sentimental, Ricardo “N”, al momento en que recibían el dinero de la extorsión. 

A la pareja le fueron encontrados tres teléfonos celulares, en los que aún permanecían los mensajes de texto enviados a la víctima.

De este modo, Marla Miranda “N” y Ricardo “N”, de 20 y 26 años de edad, respectivamente, quedaron a disposición del Ministerio Público por el delito de extorsión, y en las próximas horas se determinará su situación jurídica.