compartir en:

México.- El futbolista mexicano carece de voz para evitar imposiciones como la de la regla “10-8”, señaló el defensa de la Selección Mexicana, Rafael Márquez.
La Asamblea de Dueños dio el visto bueno a la regla “10-8”, que permite a los equipos de la Liga MX inscribir cualquier cantidad de extranjeros, con la condición de sólo registrar a 10 para un partido, a cambio de 8 aztecas.
“No hay voz ni voto para el jugador mexicano, hay miedo de los demás por el monopolio. Es triste decirlo, por eso el futbol está como está”, admitió.
Comentó que toda esta situación les impide hacer algo, ya que prácticamente tienen las manos amarradas, “es un monopolio, no hay un sindicato para pelear por algo digno, debemos seguir el famoso ‘pacto de caballeros’ y no podemos hacer nada.
“Desafortunadamente hay muchos obstáculos que limitan al jugador y desde luego que muchos miedos de represalias, de tomar cartas en el asunto y hacer algún sindicato más fuerte porque el que hay es dependiente de la Federación y como que no, realmente no existe”, dijo el defensa del Atlas, de 37 años.