Andrés Magaña Ortiz, de 43 años, que llego a Estados Unidos en 1989, es un exitoso empresario en la industria del café en la región de Kona, Hawaii, que llego de forma ilegal a Estados Unidos hace aproximadamente 15 años, dedicándose a la recolección de café por más de una década antes de convertirse en el empresario que es ahora, siempre pago impuestos y tiene tres hijos que son ciudadanos estadounidenses y de los cuales tendrá que alejarse.

El mexicano es padre de 3 niños, 2 menores de edad y comenzó el proceso de obtener su permiso legal para residir en Estados Unidos a través de una petición que presento su esposa. Sin embargo, en marzo del presente año recibió órdenes de reportarse en las oficinas del Departamento de Seguridad Nacional para ser deportado.

Esta decisión sorprendió a la comunidad y despertó las protestas por parte de la delegación congresional de Hawaii en Washington. Ellos pidieron que se le permitiera a Magaña la permanecía en Hawaii mientras su proceso de solicitud de permiso legal era procesado.

El gobierno estadounidense suspendió de forma temporal este jueves 8 de junio de 2017 la deportación del mexicano, dándole 30 días más para permanecer en el país.

Un juez describió la orden de deportación como “inhumana” y “contraria a los valores del sistema judicial”. 

Magaña tiene la esperanza de poder llegar a un acuerdo antes de que el plazo se venza, también se pidió acelerar el proceso que inicio gracias a su esposa., ciudadana estadounidense, para otorgarle la residencia permanente.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...