compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Diputados locales coinciden en que se debe investigar a fondo lo relacionado con la denuncia del pago millonario a Cuauhtémoc Blanco para que fuera candidato.
El legislador del Partido Socialdemócrata (PSD), Julio César Yañez Moreno, al deslindar a su partido de la polémica, reveló “un contrato entre particulares, Roberto Yañez Moreno, y Cuauhtémoc Blanco y su apoderado legal, José Manuel Saenz, el PSD nada tuvo que ver”.
“Las cláusulas que establece el contrato son claras, se compromete a saludar de mano, a las mujeres de beso, dar autografos ilimitados y cubrir un horario. Es un contrato real, mucha gente lo sabía y no se hizo público porque establecía la confidencialidad”, dijo Yañez Moreno.
Tras darse a conocer el presunto contrato, diputados integrantes de la Junta Política y Gobierno lamentaron la situación y consideraron que se trata de un engaño para los ciudadanos que confiaron en él a través de un voto.
La diputada Hotencia Figueroa Peralta aseguró que el tema de Cuauhtémoc Blanco se debe revisar a fondo, dijo que “es necesario conocer las acciones jurídicas que se pueden derivar una vez que se trascendió la suscripción de un contrato. Es un hecho inédito, se deberá valorar al interior del Congreso las medidas que deberán tomarse”.
Para el diputado de  Movimiento Ciudadano, Jaime Álvarez Cisneros, el tema debe ser atendido por la Procuraduría General de la República (PGR) al existir la comisión del delito de simulación de actos jurídicos.
Carlos Alaníz Romero, legislador por el Partido Acción Nacional (PAN) aseguró que solamente se confirmó lo que se rumoraba, “el caso da pena por el jugueteo que se hizo con la ciudadanía. Se deben tomar cartas en el asunto en materia jurídica, el Grupo Parlamentario del PAN analiza el cauce jurídico que se habrá de seguir porque este asunto no puede quedar impune”.
Mientras que la bancada priista, a través de su coordinador, Alberto Martínez González, aseguró que la gente fue defraudada; ahora “el trasfondo fue un negocio redondo. Desde un inicio el PRI advirtió de esta situación pero no teníamos las pruebas, ahora Cuauhtémoc Blanco debe renunciar”.

"El trasfondo fue un negocio redondo. Desde un inicio el PRI advirtió de esta situación pero no teníamos las pruebas.” Alberto Martínez, coordinador de diputados del PRI

 

Por: Marcela García /  [email protected]