Un hombre víctima de dos mujeres conocidas como “goteras” denunció que su caso lleva más de año y medio, y hasta el momento no ha tenido avances, al comentar que apenas se realizó una audiencia y la Fiscalía General del Estado (FGE) se desistió de formular imputación.
Said Basabe Gómez expuso que su cliente fue policía ministerial por lo que gracias a sus contactos pudo avanzar en la investigación al saber que Azucena y Virginia ya habían operado en Emiliano Zapata y en Temixco, pero pese a que presentó los elementos no les han formulado imputación por este caso.
“En la audiencia –una juez- decide no vincular a estas personas porque no fue especifico en donde había dejado cada una de sus cosas, aun así la víctima no desistió y se vuelve a judicializar la carpeta el 2 de enero –del año en curso- llega un fiscal nuevo, se pospone la audiencia para el 8 de enero y el 16 de enero la Ministerio Público sin avisarnos presentó un escrito donde retiraba la formulación contra estas personas”, precisó.
El abogado expuso que una de las mujeres está en prisión por robo a casa habitación y la otra obtuvo una suspensión condicional por el mismo delito, sin embargo, en el caso de su cliente desconocen por qué la Fiscalía General del Estado ha actuado bajo esa manera.

LE PIDIERON PERMISO
PARA ENTRAR AL BAÑO
Crescencio Basabe Olea recordó que el 7 de julio del 2016 estaba trabajando en su domicilio en la colonia Lomas del Carril, en Temixco, cuando dos mujeres de menos de 25 años se acercaron a bordo de una moto y le pidieron permiso para entrar a su baño, lo que el hombre aceptó.
Ahí se percató que las dos estaban viendo lo que había en su domicilio y trató de correrlas, pero una de ellas fue a la tienda y le invitaron un jugo; posteriormente comenzó a sentirse mal y hasta el siguiente día, es decir, el 8 de julio despertó en su recámara percatándose que su casa había sido saqueada.

Por: Omar Romero
[email protected]
CUERNAVACA, MORELOS