compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Aunque el índice de casos de mordedura de la araña violinista en Morelos es muy bajo, pues en 2015 sólo se registró un caso, los Servicios de Salud de Morelos (SSM) exhortan a la población a extremar precauciones.
El encargado de despacho del departamento de Epidemiología de los Servicios de Salud, César Miguel Eroza Osorio, señaló que el arácnido Loxosceles Laeta, mejor conocido como “araña violinista” mide alrededor de 2.5 centímetros, habita en lugares polvorientos, oscuros y aislados del contacto humano, por lo que invitó a los morelenses realizar constantemente limpieza en lugares de la casa como clósets, bodegas y jardines.
“La araña es de hábitos nocturnos, huye de la luz directa y cuando muerde sus toxinas lastiman y necrosan la piel, el tejido celular subcutáneo, provocando enrojecimiento, formación de ampollas con pus, fiebre alta, dolor de cabeza, náuseas, escalofríos y dolor muscular, principalmente”, detalló.
Eroza Osorio puntualizó que en caso de mordedura, es importante evitar auto medicarse y acudir al hospital más cercano.
“En los hospitales de los Servicios de Salud de Morelos contamos con los sueros y medicamentos necesarios para tratar la mordedura; en caso de emergencia, invito a la población para que se comunique al Centro Regulador de Urgencias Médicas, donde se les brindará apoyo y orientación médica”.

Pardita

Características La araña es de color pardo o café, tiene ocho patas y tres ojos, puede medir hasta tres centímetros por 1.5 de ancho y su veneno se expande rápidamente.
 

La araña es de hábitos nocturnos, huye de la luz directa y cuando muerde sus toxinas lastiman y necrosan la piel.”

César Eroza, médico

Por: Ddm Redacción
[email protected]