compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) conminó a sus agremiados a estar pendientes de sus declaraciones mensuales y anuales de impuestos para evitar auditorías electrónicas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y multas por irregularidades.
El dirigente del órgano empresarial en Morelos, César Ayala Franco, dijo que ya se preveía que la Corte fallaría a favor de las revisiones electrónicas, que la autoridad fiscal empezará a aplicar a partir del próximo mes de septiembre.
Pero también agregó que la única novedad es que las auditorías o revisiones serán en línea, pues se trata de las revisiones de costumbre que el SAT realizaba de manera presencial en los negocios y ahora será a distancia, con la información digital que los contribuyentes ingresan al sistema fiscal desde que entró en vigor el uso del buzón tributario, la factura electrónica y las declaraciones de impuestos en línea.
Lo que el representante empresarial recomendó a los agremiados es a mantenerse en orden y al día con sus declaraciones para evitar observaciones del SAT o, en el peor de los casos, una revisión extraordinaria.
Dijo que no son pocos los casos de los empresarios que dejan esa responsabilidad totalmente en manos de sus contadores, quienes pueden llegar a fallar en el cumplimiento de la presentación de alguna declaración y después deslindarse de las consecuencias, en virtud de que el que está registrado ante el Servicio de Administración Tributaria es el contribuyente.
Además, añadió que el SAT tiene un calendario anual para aplicar dichas auditorías, que también ya es del conocimiento de las personas físicas y morales que integran el padrón cautivo de Hacienda.

CAMBIO NO HA SERVIDO PARA AMPLIAR PADRÓN
César Ayala Franco, presidente de la Canacintra, lamentó que la transición del sistema de pago de impuestos físico a digital, en vigor desde 2014, con modificaciones al Código Fiscal, no esté siendo efectivo para ampliar el padrón de contribuyentes.
Por el contrario, dijo que el grado de informalidad que tiene la economía en lugar de disminuir, ha aumentado.
Eso implica que las disposiciones fiscales, ahora más rígidas con el sistema en línea, siguen siendo solo para los contribuyentes cautivos.
Señaló que basta darse una vuelta por cualquier colonia, para darse cuenta del crecimiento del comercio ambulante.
Ayala Franco acusó a los gobiernos municipales de ser la primera autoridad tolerante de la economía informal, pues de ellos depende directamente la regulación del comercio en la vía pública o en condiciones irregulares, con la vigilancia, supervisión y la emisión de licencias de funcionamiento.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]