compartir en:

México.- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó a la Secretaría de Turismo a seguir impulsando una red de playas incluyentes que permitan el acceso pleno al derecho, uso y disfrute de los servicios turísticos en condiciones de accesibilidad a las personas con discapacidad.

En la Gaceta Parlamentaria se publicó el punto de acuerdo aprobado por el pleno e impulsado por la senadora del PRI Verónica Martínez Espinoza, donde también se pide a los gobiernos estatales y municipales que, a través de sus secretarías de Turismo e infraestructura, impulsen proyectos para la creación de playas incluyentes.

En el marco del inicio de la temporada vacacional en México, se destacó la necesidad de atender a una población de unos 7.2 millones de mexicanos que requieren de necesidades especiales en materia de movilidad e inclusión en los campos educativo, laboral, social, deportivo e incluso de esparcimiento y turismo.

“Las playas inclusivas o incluyentes, es decir con infraestructura especial para personas con discapacidad, son un modelo que ya existe en países como Estados Unidos (Charles Mears State Park, en Michigan), España (Arona, en Tenerife, así como en Cataluña y Valencia), Francia (Nimes, en Gard), Perú (Punta Negra y Miraflores, en Lima) y Chile (Frutillar, en la Región de Los Lagos), entre otros”.

La legisladora por Jalisco indicó que en febrero de 2013, en Playa del Carmen, Quintana Roo, se inauguró la primera playa incluyente, que cuenta con rampas de acceso para sillas de ruedas hasta la orilla del mar, camastros acuáticos, andaderas anfibias para niños y adultos, bastones especiales para ciegos, módulos de servicio, señalizaciones especiales, toallas, bancos, regaderas y chalecos salvavidas, así como personal especializado.

En mayo de 2016 se inauguró en México la segunda playa incluyente en Bahía de Cuastecomates, en Cihuatlán, Jalisco. El pueblo fue acondicionado con infraestructura para personas con discapacidad, como rampas y señales podotáctiles para personas invidentes.

Asimismo, existen bancos y regaderas incluyentes en el lugar y mobiliario anfibio, para que puedan ingresar a la arena y mar, como sillas, andaderas y muletas que no se hunden; así como camillas, camastros y demás.

Existe un espacio para perros guías y 110 habitaciones, de las que 27 ya son incluyentes; así como mapas y señalización en braille, vialidades y banquetas sin desniveles, pasarelas a la playa y atención médica de urgencias.

Martínez Espinoza dijo que ello significó una inversión de 47 millones de pesos, y en su primera etapa se espera beneficie a más de 300 mil personas con algún tipo de discapacidad que viven en Jalisco, así como a todos los turistas de otros estados.

Otros esfuerzos de playas incluyentes se han concretado en los últimos meses en Puerto Vallarta, Jalisco, como los casos de Camarones y Palmares, que cuentan con la infraestructura necesaria para personas con discapacidad.

El punto de acuerdo también exhorta a la Cámara de Diputados para que en la discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2018 considere etiquetar recursos a la Secretaría de Turismo para la infraestructura de playas incluyentes en diversos destinos turísticos del país.