compartir en:

Desde el término de sus estudios en la Preparatoria Número 1 de Cuernavaca, los integrantes de la generación 65-66 llevan a cabo una comida cada año. 

En esta ocasión, los asistentes celebraron los 50 años de los encuentros anuales con sus ex compañeros de clase. 

Recordando cada uno de los momentos compartidos desde la preparatoria, los presentes convivieron y disfrutaron una rica comida; se sirvió arroz, pollo, agua fresca y gelatina.

Hombres y mujeres se tomaron fotografías con sus amigos y realizaron amenas charlas para rememorar situaciones, juegos, clases, travesuras y fiestas en las que se divertían hace cinco décadas. 

Por Mariana García