compartir en:

Una corte de Boston sentenció a prisión a los hermanos Scott y Steven Leader, quienes en agosto pasado atacaron al mexicano Guillermo Rodríguez, inspirados en parte por las declaraciones del multimillonario Donald Trump contra la migración.

La oficina del procurador del condado de Suffolk indicó en un comunicado que las sentencias de tres años de prisión para Scott y de dos años y medio para Steven fueron dictadas el lunes luego que los acusados se declararon culpables de los cuatro cargos que enfrentaba cada uno.

El juez Peter Krupp determinó que los acusados purgarían tres años de libertad condicional y 20 horas de trabajo comunitario y completarán un programa de sensibilización cultural, además de las sentencias a prisión.

“Este ataque sin provocación a un hombre que dormía repugnó a todos los fiscales, defensores de las víctimas y patrulleros que trabajaron en el caso. La cárcel del estado era la única sentencia apropiada”, manifestó Daniel Conley, procurador del condado de Suffolk.

La fiscalía indicó que los hermanos Leader golpearon, patearon y orinaron a Rodríguez, de 58 años de edad, mientras dormía cerca de una estación de trenes. Además, uno de ellos golpeó a Rodríguez de manera repetida con una barra de metal.

Testigos afirmaron que los Leader se alejaron del lugar riéndose del incidente.

Asimismo, según los registros oficiales, uno de los responsables afirmó luego de ser detenido que Trump “tenía razón” en su propuesta de deportar “a todos estos ilegales”.

Rodríguez, residente permanente de Estados Unidos, fue tratado en un hospital por presentar la nariz rota, así como serias contusiones en el torso y otras heridas.

En un mensaje leído durante la audiencia por la fiscalía, Rodríguez expresó: “siento el dolor en todo mi cuerpo luego de este incidente. No creo que mis dedos vuelvan a ser los mismos”.

“Vine a este país hace muchos años y trabajé duramente en los campos agrícolas para dar vegetales a la gente de aquí. Me hice residente permanente de este país hace muchos años, pero aunque hubiera sido indocumentado no hubiera merecido ser golpeado de ese modo”, afirmó Rodríguez.

Tras el ataque, Trump indicó que sus seguidores eran personas “muy apasionadas”.

“Yo diría que la gente que me está siguiendo es muy apasionada. Aman este país y quieren que este país vuelva a ser grande”, añadió el aspirante a la presidencia de Estados Unidos.

Más tarde, condenó el ataque. “El incidente de Boston es terrible. Necesitamos energía y pasión, pero debemos tratarnos con respeto. Nunca perdonaría la violencia”, escribió en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El Consulado General de México en Boston dio esta martes “la bienvenida a la decisión de la corte de aceptar la declaración de culpabilidad de los hermanos Scott y Steven Leader por los crímenes de odio cometidos en contra del señor Rodríguez”.

Reiteró la “enérgica condena” a la agresión y llamó a que “las contribuciones de la comunidad migrante a la economía, a la sociedad, a los valores y a la cultura de Estados Unidos sean reconocidos y constituyan el eje de la estrecha vinculación entre nuestras sociedades”.