El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, afirmó hoy que su país redoblará la presión diplomática y económica contra Corea del Norte, con el objetivo de alcanzar una salida pacífica a los problemas en la península coreana.

“Vamos a redoblar los esfuerzos para traer presión diplomática y económica sobre Corea del Norte. Nuestra esperanza es que podamos resolver este asunto pacíficamente”, dijo Pence en una entrevista con la cadena CNN, a la cual aseguró: “Vamos a abandonar la fallida política de paciencia estratégica”.

Pence, quien realiza una visita de trabajo a Corea del Sur, saludó las primeras acciones del gobierno de China, el principal aliado internacional de Corea del Norte, pero sostuvo que se requieren acciones adicionales como la presión internacional.

Su visita se produce después del encuentro entre el presidente estadunidense Donald Trump y su colega chino Xi Jinping en Mar-A-Lago, Florida, donde el tema de Corte del Norte ocupó un lugar central, así como tras los ataques aéreos de Estados Unidos en Siria y Afganistán.

Desde Kabul, Afganistán, el asesor de seguridad nacional Herbert Raymond "H.R." McMaster, señaló la víspera que afrontarán el problema con Corea del Norte, por lo que todas las opciones están en la mesa, salvo la militar.

“El presidente ha dejado en claro que no aceptará que Estados Unidos y sus aliados y socios en la región vivan bajo amenaza de un régimen hostil con armas nucleares”, dijo McMaster a la cadena ABC.

“Es hora de que llevemos a cabo todas las acciones que podamos, salvo una opción militar, para tratar de resolver esto pacíficamente”, añadió.

Corea del Norte llevó a cabo un fallido intento de lanzamiento de un cohete después del desfile militar del “Día del Sol” que celebra el 107 aniversario del natalicio del líder norcoreano Kim Il-sung.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...