compartir en:

Estudiantes de la carrera de Ingeniero en Biotecnología (IBT), del Tec de Monterrey en Puebla, desarrollan yogurt vegano, caracterizado por su alto nivel de proteínas totales de amaranto.

Brenda Berenice Jerónimo Atanasio, estudiante de la carrera de Ingeniero en Biotecnología (IBT), y José Miguel Salvador Rodríguez, ex alumno de la misma ingeniería, ambos del Tecnológico de Monterrey en Puebla, comentaron que el objetivo del producto es combatir y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Durante el trabajo de investigación, desarrollado durante un semestre, indicaron que en México durante el año 2015 hubo una cifra de decesos de 128 mil 731 personas a causa de enfermedades cardiovasculares.

De acuerdo con el estudio, la principal causa es la obesidad y se sabe que el progreso de muchos padecimientos están relacionados con el estilo de vida de cada una de las personas, la mala alimentación, falta de ejercicio y el consumo de alcohol y tabaco.

Jerónimo Anastasio resaltó que durante la asignatura Desarrollo de Alimentos y Bio-productos, impartida por la maestra Myrna Lorena Sánchez, profesora visitante extranjera de la Universidad Nacional de Quilmes, Argentina, desarrollaron este trabajo, teniendo como base el amaranto.

La investigación se basó en la creación de un fermentado apto para niños y adultos. El yogurt es bebible y está hecho a base de proteínas de amaranto, leche de coco, almendras y arroz.

“Parte de sus características es su ausencia de lactosa, para personas que presentan problemas digestivos, leche vegetal apta para personas veganas y vegetarianas, endulzante natural con un índice glucémico de cero, y además, está saborizado con frutos rojos naturales”, dijo.

Una de las características más importantes del fermentado es el índice alto de proteínas que son extraídas del amaranto, el cual tiene propiedades antitrombóticas, antihipertensivas y antioxidantes, además de que es de fácil acceso conseguirlo.

Salvador Madrid, por su parte, expuso que la preocupación y realización del proyecto es que un 60 por ciento de las muertes a nivel mundial de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) son por enfermedades cardiovasculares.

“El problema de estas enfermedades es que son “asintomáticas”, no presentan síntomas previos a un infarto por ejemplo”, dijo.

Actualmente el proyecto ya cuentan con pruebas microbiológicas, sensoriales sobre el sabor, textura y aceptación; ahora trabajan para la validación y normativa de las normas mexicanas involucradas para su distribución.

El deseo de los estudiantes es lograr llevar su investigación al mercado para que sea accesible a la mayor parte de la población, y prueben los dos sabores que ofrecen: fresa y zarzamora.