compartir en:

Ensenada.- Por su trabajo de tesis para buscar cómo la epicatequina puede mejorar la producción de energía en la musculatura de adultos mayores, Adriana Miranda Cervantes ganó el mayor reconocimiento en su categoría en un congreso en Holanda.

Miranda Cervantes, estudiante del Cicese, dedicó su tesis a la epicatequina, un compuesto presente en el cacao y el chocolate, que ayuda a los adultos mayores y lo presentó en el Congreso Internacional de Estudiantes de Biomedicina, realizado en el país europeo.

Alrededor de 200 presentadores de más de 60 países se reunieron para compartir resultados de investigaciones que mejoran la calidad de vida de los adultos mayores, al ser el “Envejecimiento saludable” la temática del congreso.

Fue la tesis de maestría de Adriana elegida como la mejor en la categoría de biología celular y fisiología médica.

Adriana, junto con un equipo de investigadores del Departamento de Innovación Biomédica (DIB) del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese), estudia los efectos de la epicatequina sobre la función mitocondrial.

Esto tiene que ver en cómo interviene este compuesto en la producción de energía que realizan las células humanas.

Mediante un modelo de células musculares, Adriana ha encontrado que la epicatequina aumenta el número de mitocondrias, proceso relacionado a la mejora del rendimiento muscular debido a la cantidad de energía producida.

Además de ser responsable de la producción de endorfinas -conocidas también como las hormonas de la felicidad-, se conoce que los compuestos del cacao generan beneficios para la salud, como un mayor rendimiento muscular y cardiovascular.

Incluso pueden contribuir a la prevención de infartos y de pérdida de memoria, pero no se sabe cómo se generan. Por ello, buscó en su tesis encontrar qué receptor trabaja con este compuesto.

“Encontramos el receptor (de la epicatequina, en la célula muscular) pero lo que sugieren los resultados es que no es el único, hay otras maneras.

“Lo que buscamos es poner a este receptor como un blanco terapéutico para las personas adultas, para que tengan un envejecimiento saludable”, mencionó la galardonada.

Médicos recomiendan consumir cinco gramos de chocolate oscuro o en polvo (que se obtiene del cacao), al día. Este antioxidante también puede encontrarse en el té verde, frutos rojos y algunos vegetales.

Adriana Miranda reconoce y agradece el apoyo de sus asesores, los investigadores Carolina Álvarez y Aldo Moreno, ambos del DIB, para desarrollar esta investigación.

Aseguró que esta experiencia la ha ayudado a darse cuenta de dónde está posicionado su trabajo, a un nivel de comparación internacional, y todo lo que aún puede desarrollar.