México.- Especialistas del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) informaron que la lactoferrina, una proteína multipotencial producida en calostro (líquido precursor de la leche materna) por la mayoría de los mamíferos, tiene diversos beneficios para combatir infecciones bacterianas y por amibas.

El grupo de trabajo lidereado por Mireya de la Garza Amaya, del Departamento de Biología Celular, estudia desde hace una década este tipo de proteína que ha probado ser importante para la defensa del organismo en los primeros meses de vida, y que en países como Japón se utiliza como suplemento alimenticio y complemento en productos lácteos.

De acuerdo con esta investigación, no todos los mamíferos presentan la misma concentración de lactoferrina en la leche, y en la humana existe en mayor cantidad que en la bovina. De acuerdo a un comunicado de este centro de investigación, los expertos utilizan para su estudio esta proteína de la leche de bovinos.

La lactoferrina se encuentra presente en todas las mucosas del cuerpo, y los gránulos secundarios de los neutrófilos (células de la sangre encargadas de la defensa del organismo) secretan esta proteína en los sitios de infección. Pertenece a la familia de las transferrinas, moléculas que capturan dos átomos de hierro férrico.

El equipo científico del Cinvestav decidió estudiar las reacciones que provocaba la lactoferrina durante la presencia de diversas infecciones.

Una de ellas fue en la pleuroneumonía en cerdos, la cual es una enfermedad aguda que afecta a granjas porcinas provocando graves pérdidas económicas, y encontraron que, a bajas concentraciones, esta proteína puede matar al microorganismo causante de la enfermedad en pocas horas cuando se usa en conjunto con bajas dosis de tratamientos antibióticos.

También se probó frente a la bacteria Mannheimia haemolytica, que infecta borregos, cabras y bovinos, al provocar pasteurelosis neumónica, la enfermedad respiratoria económicamente más importante en bovinos productores de carne.

En ese caso, los investigadores del Cinvestav trabajaron con modelos in vitro, para comprobar que la lactoferrina potenciaba los efectos del tratamiento convencional contra el microorganismo, y determinaron cuáles proteínas de la bacteria interaccionan con lactoferrina.

Para De la Garza Amaya el estudio de esa proteína le ha develado su multipotencialidad como coadyuvante en tratamientos infecciosos, por lo que espera que sea posible darle mayor uso a la lactoferrina.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...