compartir en:

Organizado por sus cuatro hijos como agradecimiento al cuidado, apoyo y como ejemplo de buen matrimonio, fueron festejados Estela Báez y Rafael Álvarez por sus  Bodas de Oro.
La celebración inició con la bendición de Dios y reafirmando su compromiso ante el altar, en el Seminario Pasionista, en donde los esposos compartieron con sus hijos, nietos, familia y buenos amigos, la responsabilidad de mantener la unión familiar y el amor por el prójimo.
La fiesta continuó en un salón de eventos, lugar en el que los invitados le dieron regalos, abrazos y buenos deseos a la pareja, que durante 50 años ha sido un ejemplo de amor.