compartir en:

Un video que circula en redes sociales muestra el momento en que un conductor de origen mexicano responde el interrogatorio de un policía fronterizo de Estados Unidos.

Al principio el agente le pide hablar ingles, pero el conductor niega dominar el idioma, al confirmar que se dirige a su hogar en Texas, junto a sus hijos que también son ciudadanos estadounidenses.

El policía lo deja pasar, no sin antes cuestionar por qué no habla inglés, haciendo hincapie en que si vive en Estados Unidos debería manejar el idioma. De una manera muy sutil es la respuesta del paisano, quien le dice “Porque no quiero, nomás por mis huevos”.

Concreta respuesta que hace retroceder al policía y abrir el paso al ciudadano.