compartir en:

El papá y fotógrafo Josh Rossi se adueñó de todos los titulares de las páginas web después de transformar a su hija de 3 años en la Mujer Maravilla, y realizarle una increíble sesión de fotos cumpleañera. Ahora, está dándole el mismo tratamiento súper heroico a otros niños.

Rossi vistió a seis niños con cáncer y con otros problemas médicos graves como personajes de la Liga de la Justicia y los fotografió.

"Después de que hice la serie Wonder Woman con mi hija, recibí llamadas de familias que tenían hijos con cáncer. Me pidieron que les hiciera sesiones de fotos. Decían que su hija o hijo era un verdadero superhéroe", le explicó Rossi al HuffPost.

Agregó que decidió salir y encontrar a estos verdaderos superhéroes: "niños que han estado luchando batallas muy difíciles".

El proyecto fue realizado en aproximadamente dos meses, pues Rossi y su equipo se encargaron de hacer los trajes personalizados para cada niño. Su esposa, Roxana, encontró a los participantes a través de su red de amigos y se encargó de representar a cada superhéroe con base en su condición.

"Por ejemplo, Teagan, que para empezar ama a Superman. Él nació con la mitad de su corazón. Es decir, tiene una flaqueza similar a la de Superman, cuyo corazón se debilita cuando está cerca de la kryptonita", señaló. "La historia de Kayden es similar a la de Cyborg, quien casi muere al nacer, pero su madre eligió mantenerlo con vida, y los médicos debieron amputarle ambas piernas. Cyborg es similar a Kayden porque después de un accidente estuvo a punto de morir, pero su padre lo mantuvo vivo dándole partes robóticas".

Rossi dijo que representaría a todos los participantes como superhéroes porque son fuertes y parecen nunca quejarse.

"No puedo creer todas las sesiones de quimioterapia, las de radioterapia y las cirugías por las que han pasado, y aún así mantienen la sonrisa en su cara", dijo. "Fue una lección de humildad ver cuánto han sufrido los niños, tanto como sus padres".

El padre quiere que las personas que ven las fotos entiendan que las debilidades pueden hacernos fuertes.

"Esperamos que esto inspire a otros a ayudar a aquellos que lo necesitan, a que se involucren más en servir a quienes están sufriendo", añadió.