compartir en:

México.- La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) estimó un ligero incremento en las ventas de vehículos para el mes de julio, apenas de 0.92 por ciento, respecto al séptimo mes de 2016, a causa de que la brecha entre la oferta y demanda de vehículos en el país "se está cerrando".

Tras cinco semestres consecutivos de recuperación del mercado interno, con crecimientos cercanos al 20 por ciento, el año 2017 se considera de estabilización, luego de que en junio pasado se redujeron 5.3 por ciento las ventas respecto a igual mes del año anterior y el estimado para julio próximo es de 132 mil 981 unidades, comparadas con las 131 mil 764 vehículos del mismo mes de 2016.

"Respecto al dato de junio no es un solo factor el que se encuentra presente, por un lado y dentro de nuestro análisis, el factor principal es la base a la que llegamos a la cima en 2016, una aceleración importante de cinco semestres de recuperación, que lo que hizo fue disminuir la brecha dentro de las ventas reales de vehículos en México respecto de la demanda potencial".

El director general adjunto del organismo, Guillermo Rosales Zárate, dijo que con los resultados que se han logrado de ventas de la industria de 2014 a 2016, evidentemente que la brecha de demanda potencial ha disminuido bajo las condiciones actuales y eso reduce el potencial de crecimiento en términos de porcentaje y no en términos absolutos".

Es decir, explicó en conferencia de prensa, la industria todavía tiene espacio para colocar más vehículos de los que están comercializando. "Hay menos gente ahora que esté necesitando un vehículo y esté en posibilidad de comprar un auto que lo que había hace tres años".

Dijo que a ello se agrega la desaceleración también presente en la economía en su conjunto y las decisiones de política monetaria que tienen impacto dentro de las tasas de interés y por lo tanto en el costo del financiamiento, que afecta la disponibilidad de recursos de los consumidores potenciales.