Recientemente, la cantante Dulce María reveló que la estafaron por el “Jardín Rincón Meztitla”, lugar donde realizaría su boda y le “exigió” pagar el 100% para separar el lugar.

Incluso, se compartió un comunicado de prensa para explicar la situación así como difundir algunas pruebas de su versión.

Sin embargo ahora Denise Romero, directora de Jardín Rincón Meztitla desmintió la estafa a través de su página de Facebook, de acuerdo con información difundida por El Diario de Yucatán.

 

 

Denise Romero explicó que las negociaciones iniciaron el 6 de marzo y el trato fue con la wedding planner de Dulce María y Paco Álvarez, quien le solicitó la renta “gratis o con un descuento”, ya que la boda tenía exclusividad con una revista y tendrían publicidad.

“Solicitaron que el jardín tenga en cuenta a la hora de la negociación, que ellos eran figuras públicas y se considerara otorgar la renta gratis o un descuento a cambio de publicidad en una revista renombrada”, explicó.

El Jardín “Rincón Meztitla” accedió a un 25% de descuento a cambio de la publicidad ofrecida.

 

 

La boda de Dulce María está programada para el 19 de octubre y Dennise Romero les solicitó un anticipo del 20%. Poco después otros clientes querían la misma fecha así que Denise Romero se lo informó a la wedding planner quien se ofreció a “pagar el 100% de la renta para que se les respetara el descuento y la fecha”.

En julio, la weeding planner contactó al jardín para informar la cancelación del evento y requiriendo el reembolso del 100%. “Lo cual ningún lugar de eventos por contrato puede realizar.(93 días antes del evento, corresponde a un 10% de reembolso)”, detalló.

Por miedo

Denise Romero decidió negociar directamente con Francisco Álvarez y Dulce María para llegar a un acuerdo pero se sintió intimidada al tratarse figuras públicas.

“El jardín por miedo a las amenazas anteriores, incrementó la oferta a un reembolso de un 50%, en ese momento Francisco Javier Álvarez Valdés NO acepto y decidió tomar el reembolso del 30% para poder realizar la ceremonia civil en el jardín, volviendo a garantizar que se realizaría efectivamente el evento”.

Después, Dulce María y Paco Álvarez decidieron cancelar también la boda civil por lo que solicitaron la devolución del dinero restante, la cual les fue negada.

Denise Romero finalizó el comunicado explicando que “sean figuras públicas” o no las reglas están hechas para cumplirse.

 

“Consideramos una injusticia total tener que salir a aclarar cómo fueron los hechos reales con los contratantes. Les pedimos a quienes correspondan que evalúen los hechos y realicen su propio criterio sobre los perjuicios a los que “Jardín Rincón Meztitla” fuimos expuestos“.

Hasta el momento, Dulce María no ha declarado nada más al respecto de la estafa aunque aseguró que la cancelación hacia el lugar “lleva casi dos meses”, por lo que no tienen ni fecha ni espacio para realizar su boda.