Cuernavaca, Morelos.- Al entrar a la casa hogar “Las palomas” se respira un aire de paz que pocas veces se puede sentir y uno nota que la mayoría de los abuelitos platican en pareja.

En el fondo, está sentada sola doña Elsa Osornio, de tez blanca y con mirada que pareciera perderse en sus recuerdos. 

“Llevo aquí poco, como un mes o menos. Me gusta la convivencia que tenemos aquí, es gente muy sencilla y amable con nosotros; lo bueno es que me visitan”, comentó a este medio.

Al recordar lo que le regalaron por Día de Reyes y cambiando el semblante, cuenta con alegría lo feliz que la pasó este 6 de enero.

“Me trajeron una blusa muy bonita, en realidad no recuerdo si fue lo que pedí porque hemos pedido tantas cosas, que lo que me dieron me gustó mucho”, dijo doña Elsa con una sonrisa.

Agradeció la atención que le han dado las personas que desinteresadamente les llevaron un obsequio para no dejar pasar el día festivo y espera que pronto vuelvan a visitarlos.

“Qué bueno que vienen, a mí me gusta y nos hace feliz”, finalizó doña Elsa.

Por: Ixchel Domínguez
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...