Kazán.- Después de los convulsivos momentos por la salida del entrenador Julen Lopetegui, el nombramiento de Fernando Hierro, la remontada ante Portugal y la escapada del triunfo ante los lusos, España solo tiene una salida en la Copa Mundial de Rusia: ganar a Irán este DÍA.

Cualquier otros resultado, que no sea la victoria, será la sentencia de mayor tensión, porque un segundo empate será definir todo en el último encuentro de la primera fase, ante Marruecos.

Los integrantes de la Roja necesitan con urgencia la tranquilidad del triunfo, porque su deleitoso futbol lo desparrama en la cancha, por lo cual es favorito a imponerse este miércoles.

Esta será la primera vez que españoles e iraníes se vean las caras en un partido de futbol, tanto amistoso como oficial.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...