Cuernavaca.- Hoy son campeonas de Copa de la Liga Mayor Femenil, están disfrutando cada instante de este éxito pero, para lograrlo, Leonas Morelos tuvieron que hacer muchos sacrificios.
Mónica, Karla, Mayra, Dulce y Delfina integrantes de este equipo visitaron las oficinas de Diario de Morelos para compartir el orgullo de ser monarcas.
Dicen que este club es como su segunda familia. Todas se llevan muy bien y coinciden en que eso fue factor para volverse competitivas en la Liga.
Mónica Ocampo, seleccionada nacional, es la capitana y entrenadora de las Leonas.
“Siempre representar a tu Estado es un orgullo.  Con Leonas fuimos campeonas, y ahora esperemos traer buen resultado del Nacional”, dijo Ocampo, respecto al torneo que reúne a los 16 mejores equipos de todo el país para jugar una Liguilla desde Octavos de Final, del 19 al 24 de julio, en Puebla.
Mónica no dejó pasar la oportunidad para pedir apoyo de la afición y, por supuesto, de patrocinadores, ya que ellas y sus padres son las que hasta cargan con todos los gastos de participar en la Liga.
“Invitamos a todos a que nos apoyen, que vean que somos club serio, jugadoras muy buenas desde los 15 años que vienen jugando bien al futbol. Hemos representado a Morelos en distintas competencias.
“Gracias a los padres de familia que nos apoyan en lo económico; hacemos rifas para cubrir algunos gastos, y esperemos que alguien pueda sumarse a este proyecto”, 
dijo Ocampo.
Leonas entrena todos los días en la cancha de la colonia Otilio Montaño, en Jiutepec, pero hasta el día de hoy no tienen una sede que cumpla con los requisitos que pide la Liga.
La Final que ganaron el domingo pasado se jugó en el campo Mares, que no es cancha mala, pero no tiene tribunas ni vestidores. 

Por Santiago Beltrán