Las autoridades estadounidenses dieron a conocer que una mujer de Florida trajo de manera ilegal a una mexicana para que fuera madre sustituta de su bebé, cuando dio a luz abusó de ella obligándola a trabajar sin pagarle.

El fiscal federal W. Stephen Morrow dio a conocer que la agresora fue identificada como Esthela Clark, de 47 años y es residente de Jacksonville. Esta mujer se declaró culpable y ahora podría recibir una sentencia de 20 años en la cárcel

Algunos documentos judiciales muestran que Clark pagó 3 mil dólares para poder traer a la víctima al país con varias promesas, entre ellas que su embarazo sería cuidado por los mejores doctores. En lugar de esto, la joven mexicana fue obligada a realizar labores domesticas y además usó la acusada utilizó esperma de los condones usados de su novio para intentar fertilizarla pero no se produjo ningún embarazo.

Clark también fue acusada de no alimentar a su víctima, pues ésta perdió 30 kilos de peso.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...