compartir en:

Para escapar de sus plagiarios, el abogado laboralista Marco Antonio García García se aventó desde el vehículo donde sus captores lo llevaban privado de su libertad, en la carretera federal Huitzilac-Lagunas de Zempoala, luego de que fuera secuestrado cuando viajaba en su auto por la calle Dalia, de la colonia Rancho Cortés, de Cuernavaca, por lo que policías estatales tomaron conocimiento y le prestaron auxilio.