Cuernavaca, Morelos.- Tras varios años de trabajo para obtener los puntos que le permitieran ejercer su crédito del Infonavit y obtener una vivienda pasó cuatro años buscando y no logró encontrar debido a los altos costos.

Marco Antonio Candia Valdés es padre de familia, por varios años trabajó para acceder a un crédito de Infonavit que le permitiera comprar una casa, pero pronto el sueño se derrumbó porque no logró concretar la compra.

“Después de varios años trabajando logré alcanzar el puntaje que se necesita para al crédito. El monto que te prestan va de acuerdo al salario, en mi caso alcancé un monto de 350 mil pesos. En cuando supe que ya podía ejercer mi crédito de inmediato comencé a buscar la que sería mi casa”, dijo.

Recorrió varios municipios, buscó con diferentes inmobiliarias,  fraccionamientos y nuevos desarrollos que han surgido, “pero no encontré nada, hay muchas casas pero ninguna que se adecuara a mis necesidades y a mi crédito”.

Explicó que hay muchas casas que quizás son funcionales para una persona soltera, porque para una familia de cuatro personas son pequeñas. Encontró casas de 350 mil pesos, pero medían 35 metros cuadrados y con opción a construir más, pero ya no tendría dinero para seguir la construcción. También encontró casas más grandes, pero no le alcanzaba con su crédito.

Candia Valdés comentó que tenía la opción de la compra a terceros, es decir, adquirir una vivienda que no fuera nueva, pero que cumpliera con los requisitos que establece el Infonavit, “pero tampoco encontré nada porque la mayoría son casas grandes con un precio superior al medio millón de pesos”.

Asegura que pasó cuatro años buscando,  esperando una oportunidad para una casa la cual dejaría a sus dos hijos, “pero no tuve suerte, no encontré nada, por el contrario perdí mi trabajo y ahora no he podido encontrar uno que me brinde la prestación del Infonavit”.

Lamenta que sea tan difícil poder encontrar una vivienda, a pesar de que existen muchos desarrollos que tienen un gran número de casas listas para ocupar, pero que no cumplen con las expectativas de las familias o no alcanza para adquirir alguna propiedad que sí tenga las medidas adecuadas.

“Seguiré buscando, quiero mi casa, pero ahora tendré que esperar a que pueda contar con un trabajo que me permita cotizar en el Infonavit”, finalizó.

Por: Marcela García
[email protected] 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...