Tan sólo en México se talan, durante las fiestas navideñas, aproximadamente dos millones de árboles, los cuales fungen como adornos por una corta temporada y luego son desechados para, en el mejor de los casos, ser utilizados como composta.

 

Para evitar el desperdicio irracional de éstos, se han creado iniciativas que tienen como fin reutilizarlos una vez finalizadas las celebraciones de fin de año, con el objetivo de que continúen brindándole aire al planeta.

Viveros de Amecameca es un proyecto sustentable el cual tiene como objetivo preservar la integridad física de los árboles mediante el préstamo de éstos a los individuos que deseen adornarlos y disfrutarlos en sus respectivos hogares.

“Estamos muy conscientes de que es necesario apoyar al medio ambiente, por eso les damos a nuestros clientes la posibilidad de que se hagan, por unos días, de un arbolito para festejar la Navidad”, dijo Rafael Trejo, gerente general de Viveros de Amecameca.

Las personas pueden escoger entre dos tipos de árboles diferentes: el pino ayacahuite -el cual tiene como característica principal la fineza de sus hojas- y el abeto -que sobresale por sus ramas curveadas y rectas-.

Ambos tienen una altura media de entre 1.70 metros y  1.90. La renta por un tiempo aproximado de un mes es de mil 800 pesos, una cantidad similar al desembolso para adquirir uno talado.

“Quien renta un arbolito con nosotros no se tiene que preocupar por otra cosa que no sea cuidar de éste. Nosotros lo llevamos al domicilio y lo recogemos ahí mismo”, explicó Trejo sobre este peculiar servicio navideño.

Y continuó: “Una vez que nos han devuelto el árbol, le hacemos un estudio con ayuda de biólogos extranjeros y nacionales para determinar si éste no contrajo alguna plaga o enfermedad. Cuando nos aseguramos de lo anterior lo regresamos a nuestros predios, los cuales están en las faldas del volcán Iztaccíhuatl”.

Estos árboles preservan su vida porque son extraídos y puestos en macetas con todo y su raíz, a diferencia de los que son cortados a la mitad desde el tronco. Entre los meses de junio y julio reciben toda clase de cuidados para que en diciembre ya estén listos y sanos.

Aproximadamente 300 árboles son brindados a las familias por Viveros de Amecameca, quienes han manejado este servicio por cuatro años y protegen, dentro de sus predios, a más de 80 mil de éstos.

El proyecto, sustentable como pocos, reside en el Estado de México; sin embargo, en otros estados del país, como Jalisco o Puebla, también existen sitios que se dedican a la misma actividad.

Para solicitar el servicio de los mexiquenses se puede visitar su página oficial de Facebook, la cual se titula “Arbolito de Navidad en Maceta”.

Una vez realizado el contacto, los responsables de la transportación del árbol y los interesados en rentarlo fijan un horario para realizar el envío de éste.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...