compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Las pilas alcalinas representan un problema de contaminación para el medio ambiente si no se tiran en los contenedores exclusivos de estas para su reciclaje, una vez que dejan de funcionar.
En Cuernavaca, estos contenedores se pueden encontrar en el parque San Miguel Acapantzingo, dentro de las instalaciones del museo o de las oficinas de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología, también en la entrada del Parque Ecológico de Chapultepec.
Sin embargo, existen pasos sencillos que debes tener en cuenta a la hora de llevar tus pilas a estos centros de reciclaje.
En primer lugar, deberás juntar todas las pilas que tengas, ya sea las de tu casa o las que se usan en la empresa en la que trabajas.
 Luego, en cada extremo de la batería, coloca cinta de aislar en los extremos.
Las pilas contienen compuestos tóxicos como dióxido de manganeso (MnO2), mercurio (Hg), níquel (Ni), cadmio (Cd) y litio (Li). Todos ellos materiales que pueden dañar tu salud y la del planeta si no se depositan con los polos sellados en contenedores especiales.
Posteriormente, en Cuernavaca, dirígete al parque San Miguel Acapantzingo o al Parque Ecológico de Chapultepec.
Tras llegar, pregunta por los contenedores de pilas alcalinas habilitados y luego deposita las baterías.
Si te es posible, prefiere las pilas recargables, ya que éstas tienen una vida útil mucho más larga y contaminan menos.

Aprovechamiento. Níquel, cobalto y plata son productos que pueden recuperarse de las pilas.

Por: Valeria Ortega / [email protected]