compartir en:

Londres.-  La Policía británica liberó hoy al hombre detenido ayer por el atropellamiento de una decena de personas frente al Museo de Historia Natural en Londres, un hecho que provocó temor entre turistas que creyeron que era un nuevo acto terrorista.

En un comunicado, la Policía Metropolitana confirmó la liberación, bajo investigación, del conductor, cuya identidad no ha sido revelada, y que ha sido involucrado en el incidente, registrado la tarde del sábado en South Kensington de Londres

"Un hombre de 47 años de edad fue detenido en la escena bajo sospecha de conducción peligrosa y fue llevado al hospital para recibir tratamiento antes de ser llevado a una comisaría del norte de Londres. Esta mañana (domingo, 8 de octubre), fue puesto en libertad", apuntó la declaración.

La Policía destacó que la investigación no está cerrada, y aclaró que la Policía Metropolitana confirmó que el incidente no estaba "relacionado con el terrorismo", según un reporte de la cadena británica BBC.

"Once personas fueron encontradas en el lugar con varias lesiones y nueve de ellas fueron llevadas al hospital para recibir tratamiento, incluyendo al conductor del coche involucrado. La mayoría de los heridos han sido dados de alta y no presentan lesiones graves", añadió el comunicado.

El Servicio de Ambulancias de Londres confirmó que 11 personas fueron trasladadas al hospital, incluido el conductor sospechoso, quien sufrió lesiones en la cabeza y las piernas, pero que la mayoría había sido dada de alta el sábado por la noche.

El detective Darren Case, del equipo de transporte y carreteras de la Policía, dijo por su parte, que comprendía "la preocupación y la alarma que causó este incidente", pero aseguró que todo está bien y que se trató de un accidente vial.

"Las investigaciones han establecido que este incidente no está relacionado con el terrorismo y me gustaría dar las gracias a aquellos que vinieron a ayudar a los heridos", destacó.

La primera ministra bitánica, Theresa May, envió también un mensaje de agradecimiento a la pronta respuesta por parte de los presentes en el incidente y destacó que sus pensamientos estaban con los heridos.

La alerta de una posible amenaza terrorista en Reino Unido se encuentra actualmente en el segundo nivel más alto, "severa", lo que significa que la posibilidad de un ataque terrorista es muy probable.