compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Las cuotas que los entes obligados enteraban al Instituto de Crédito para los Trabajadores al Servicio del Estado de Morelos (ICTSGEM), no correspondían a lo que, por ley, tenían
que enterar.
Cada dependencia les daba el tratamiento que quería, y en esa dinámica algunos cumplían cabalmente y otros estaban por debajo de lo correcto, reveló la directora Verónica Martínez.
Señaló que a esto se deben los amparos que trabajadores promovieron contra la reforma integral a la Ley Orgánica del ICTSGEM, recientemente aprobada.
Dijo que se trata de 18 amparos colectivos, que representan a 550 personas, del total de los 21 mil 764 afiliados que tiene el organismo, que se niegan a cumplir con las cuotas completas.
Descartó que la suspensión que un juez les concedió, en tanto se resuelve el fondo de la demanda, afecte la operatividad del instituto.
Expuso que antes de la enmienda, la ley ya consideraba que las cuotas eran equivalentes al 6 por ciento del salario de los acreditados; lo que cambió con la reforma fue la base cálculo, de presupuestal a integral.
Eso significa que ahora las cuotas, tanto las de los patrones, como de los trabajadores, deben hacerse íntegras, sin opciones a “rasurarlas” o “maquillarlas”.
Reveló que la mayoría de las dependencias obligadas por ley o por convenio, no enteraban cuotas equivalentes al porcentaje establecido; las calculaban al 4.25% y con diferentes criterios.

Insuficiencia de recursos
fue reportada Muchos trabajadores se ampararon para seguir en el esquema anterior.

4.25 %  es el porcentaje que la mayoría de dependencias pagaba al Instituto

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]