compartir en:

Por la tortura realizada por uniformados contra una mujer, reclama la CNDH no más disculpas, sino castigo a culpables.

A la disculpa y perdón,
que nos fueron ofrecidos,
les falta juicio, sanción
y aplicación de castigos.

Corolario: ¡Que les quede claro a uniformados, cualquiera pide perdón sin sentirlo..!

Por PABLO RUBÉN VILLALOBOS