Exige la diputada Hortensia Figueroa al rectorcito Alejandro Vera, que no engañe.

Los que le tiran y admiran
por su teje y su maneje,
al tal Vera, ya lo miran…
¡Como un émulo del Peje..!

Corolario: ¡Desde luego, resulta ser sólo un Pejelagartito de bolsillo..!

Epigrama
Por PABLO RUBÉN VILLALOBOS