compartir en:

Cuernavaca.- Lo que empezó como un pasatiempo para José Juárez se ha convertido en una verdadera pasión arriba de los cuadriláteros.

Hace unos meses, el morelense buscó una actividad física que lo mantuviera con buena forma, pero sus cualidades en el boxeo fueron descubiertas por el entrenador Narciso González, lo que le abrió la puerta a la Olimpiada Nacional 2016, donde se colgó la medalla de bronce. 

“Comencé a hacer ejercicio y me enamoré del deporte, principalmente del boxeo. Es un deporte de mucho desgaste físico y te ayuda a bajar de peso rápido. 

“Al inicio sólo quise venir con mi hermano para hacer ejercicio y me gustó el boxeo. A los cuatro meses el profe Narciso (González) me dijo que me viniera a entrenar con los mejores boxeadores de su gimnasio”, recordó Manuel.

También, José reconoció que entrar al deporte de los puños le ha traído disciplina a su vida.

“El boxeo me ha ayudado para ser más disciplinado, ahora soy más tranquilo, porque antes era muy peleonero y después de entrar al box me calmé; sabía que no podía estar peleando en cualquier lado, es una irresponsabilidad eso”, reconoció.

Finalmente, y a pesar de su joven carrera deportiva, Juárez Pérez no descarta probar las mieles del profesionalimso, pero sin descuidar su carrera académica.

“Si tengo una buena preparación física para el pugilismo profesional, sí lo intentaría, pero también tengo en mente seguir con mi carrera profesional por si, por una u otra razón, no funciona lo del box, ya tengo algo de donde vivir y mantener a mi familia”, subrayó el boxeador.

Por: Diego García /  [email protected]