El cuerpo de Alberto Villani Olivares, ciudadano ítalo-español, encontrado sin vida el 20 de marzo del año en curso en Tlaltizapán, fue entregado ayer en la tarde a sus familiares tras la petición de las autoridades consulares, así lo dieron a conocer autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE).
A través de un comunicado el sábado la Fiscalía expuso que mantuvieron una comunicación permanente con las autoridades consulares, quienes manifestaron que Alberto contaba con antecedente penales, y según las investigaciones el hombre arribó a México el 24 de febrero con visa de turista y a su llegada viajó directamente a Morelos, por lo que la dependencia estatal contaba con datos para presumir que el hombre desarrollaba actividades ilícitas.