compartir en:

Santiago.- El gobierno chileno anunció hoy que la ayuda que recolecte la Cruz Roja para los damnificados del reciente terremoto en México será destinada principalmente al sector educativo, informó la ministra de Educación, Adriana Delpiano.

La funcionaria señaló en rueda de prensa que “hemos buscado darle un sentido al apoyo y sumarnos activamente a esta campaña (de la Cruz Roja). Esto se canalizará en apoyo al grave momento que sufre la educación en México”, en particular en materia de infraestructura.

Indicó que se comunicó con 58 universidades y 20 mil establecimientos educativos chilenos para realizar una campaña solidaria con México, porque “en esta ocasión nos toca a nosotros hacer el esfuerzo”.

Delpiano llamó a las comunidades educativas chilenas a realizar aportes colectivos de recursos para los damnificados en México, “lo que también puede ser un espacio de aprendizaje de solidaridad con un país amigo y querido”.

Acotó que “hay más de cinco mil establecimientos afectados por el terremoto. En ese sentido, junto a la cancillería, hemos querido hacer este llamado a los chilenos a devolver una mano solidaria con un país al que queremos mucho”.

“México históricamente ha sido muy solidario con Chile”, enfatizó la ministra, quien recordó que, en décadas pasadas, la nación del norte ayudó a la construcción y reconstrucción de escuelas chilenas afectadas, también, por terremotos.

“Chile entero se ha visto conmovido con el terremoto de 7.1 grados, que se suma al anterior terremoto en Oaxaca, el que ha tenido un efecto devastador. Todo esto ha llevado a la Cruz Roja chilena a abrir una cuenta bancaria” para ayudar a los damnificados, recordó.

El embajador mexicano en Chile, Rubén Beltrán Guerrero, comentó por su parte que “es un gran alivio para México ver como la ayuda internacional y la de los amigos de todo el mundo han volteado a ver a mi país. Aquí en Chile desde el primer momento han hecho llegar un alud de manifestaciones de cariño y preocupación por la situación”.

Destacó que la ayuda financiera recolectada en Chile “pueda dirigirse a fortalecer el sector educativo en mi país”, el que deberá gastar una importante cantidad de recursos en la reconstrucción de infraestructura educativa.

De acuerdo con estadísticas oficiales, el terremoto del pasado 19 de septiembre dejó 16 colegios mexicanos con daños irreparables y otros cinco mil 092 con algún grado de daño.

“Estamos particularmente agradecidos y emocionados. Chile está presente, con gente trabajando, donando en apoyo a mi gente. Por eso solo me resta decir, gracias Chile”, enfatizó el diplomático mexicano.

El canciller chileno en funciones, Edgardo Riveros, dijo en tanto que “el servicio diplomático y consular de nuestro país estará alineado en esta iniciativa, por lo tanto, en contacto con las autoridades mexicanas podremos saber qué es lo más eficiente para poder ayudar”.

“Todo recurso que se reúna y que pueda ir a mejorar o reparar infraestructura, indudablemente va a ser bien recibido en México”, agregó Riveros.

La iniciativa chilena de recolectar recursos para infraestructura educativa mexicana destruida por el terremoto podría extenderse a Colombia y Perú, que junto con México y Chile conforman la Alianza del Pacífico.